Crean nueva tela ecológica a partir de desechos de celulosa


La Nanollose es el último grito de la moda para aquellos que quieren estar siempre con las tendencias pero que buscan un ecológico en sus compras. Esta nueva fibra fue creada en Australia a partir de desechos de biomasa de la industria del coco para crear una fibra libre de plantas con una huella ambiental mucho menor que los textiles ampliamente utilizados como el algodón.

"Mi historia de 30 años en la industria textil y de la indumentaria me ha abierto los ojos a las inquietudes ambientales que plagan a la industria", reveló el gerente general de la empresa creadora, Alfie Germano. "Mi visión es que Nanollose esté a la vanguardia de ofrecer a los grupos de moda y textiles una alternativa viable, y disminuir la dependencia de la industria de materias primas ambientalmente onerosas".

Las materias primas utilizadas para fabricar gran parte de los textiles de hoy en día requieren una gran cantidad de tierras agrícolas para la producción de plantas, sin mencionar el uso intensivo de productos agroquímicos para protegerlas contra las plagas, y el elevado costo ambiental de procesar las fibras por la cantidad de agua que se utiliza.

"Para crear las fibras de rayón que se usan actualmente en la ropa y los textiles, muchísimos árboles tienen que cortarse, astillarse y luego tratarse con productos químicos peligrosos, y para hacer suficiente algodón para una sola camiseta se necesitan 2.700 litros de agua". criticó Germano. "Para poner eso en perspectiva, es suficiente agua para que una persona beba durante dos años y medio", agregó.

Reutilizando desechos
Nanollose usa materia orgánica de desecho para producir una fibra sostenible a la que llama Nullarbor. La compañía dice que la nanocelulosa para su fibra se produce utilizando microbios que convierten los residuos de biomasa en celulosa. El proceso no requiere la tala de árboles o el uso de tierra cultivable, y lleva menos de un mes.

La compañía actualmente utiliza subproductos de coco de Indonesia, que se sintetizan y se convierten en fibras de rayón de alta calidad, gracias a tecnología patentada de la propia compañía. Según explicó Germano a New Atlas, Nanollose intenta utilizar los desechos de las industrias más grandes cuando se inicia la producción a gran escala.

Podrán hacer uso de los desechos de cerveza, vino, industrias alimentarias varias y otros.



Fuente: http://www.lr21.com.uy

Otras Noticias

¿Qué impulsó las exportaciones del sector textil?

Mundial Rusia 2018: clasificación de Perú impulsaría negocios para Mypes

Proyecto de ley afectará a más de 10 mil pymes