La calidad de la alpaca del Perú se luce en la vitrina china



El 2017 se cerró con la inauguración de la primera tienda en China de la marca Alpaca del Perú que ha puesto a disposición de los consumidores chinos de alto nivel adquisitivo, prendas de vestir y accesorios de alpaca, producidos en el Perú por seis empresas locales. El local situado en el emblemático centro comercial Wangfujing recibió la inversión de la empresa china World Link, la cual trabajó con OCEX Beijing y Prom-Perú para poner en vitrina china este proyecto multimarca.

En una ceremonia realizada horas antes de la apertura, en el histórico Hotel de Beijing, vecino de la Ciudad Prohibida y del centro comercial Wangfujing, se entregó la autorización para el uso de la marca Alpaca del Perú al grupo World Link. La primera tienda multimarca en China ofrece productos peruanos que llevan en la etiqueta el logo de marca como garantía de su autenticidad y calidad en el competitivo mercado chino.

Un desfile de moda en los exteriores de la tienda con ocasión de la apertura subió a la pasarela a las marcas peruanas Anntarah, Kero Design, Kuna, Sol Alpaca, Pórtico y Sumy Kujón, seleccionadas por la firma china que lidera el proyecto de expandir Alpaca del Perú en el país asiático, a través de una red de contactos que incluye a centros comerciales, empresas importadoras, destacados diseñadores y otros referentes chinos del sector.

LARGO CAMINO
Para llegar hasta China, la alpaca ha recorrido un largo y sinuoso camino. Apenas una década atrás, el consumidor chino no conocía la fibra, y el nombre en chino de la alpaca, perdido entre un camello y una cabra, hacía referencia a estos dos animales, conocidos respectivamente como 'tuo' y 'yang'. ¿Cómo luce una alpaca ante la mirada china? Como un camello y una cabra. Quizás por esta razón, el nombre chino de la alpaca es 'yangtuo' o 'tuoyang', un palíndromo en caracteres chinos.

En el 2009, la alpaca saltó a la fama camuflada con el nombre de "caballo de hierba y barro" en Internet. Al principio se trataba de un supuesto animal mítico que había sido creado por los internautas chinos para protestar, a través del juego de palabras que permite la lengua china, contra la censura en la red local. La criatura de ficción se convirtió en la abanderada de la libertad. Como también fue censurada, los internautas la rescataron para hacerla real, ahora con una nueva identidad. La alpaca no era un cuento chino.

Desde hace dos décadas, los empresarios chinos han importado alpacas pero, debido a la inexperiencia en la crianza, los resultados nunca fueron satisfactorios. A fines del 2008, y especialmente durante el 2009, la importación de la fibra de alpaca experimentó un repunte, explica el importador An Lei. Sin embargo, problemas en el transporte y contaminación de la fibra llevaron a los indicadores a mostrar olas en lugar de picos, por exigencias en la calidad.

Otras fibras naturales de alta gama, como cachemira y mohair, corren en la misma competencia con la alpaca, disputándose a los sofisticados compradores locales. China muestra fortaleza en la producción de cachemira, con el primer lugar en el mundo. Erdos, la marca china de mayor prestigio en el país, ofrece abrigos de cachemira entre US$300 y US$2.000, en su tienda oficial de Taobao. Aquí también la alpaca lleva la delantera con abrigos que pueden costar entre US$1.000 y US$3.000.

Según especialistas chinos del sector, el mayor problema del mercado de la alpaca en China ha sido garantizar la calidad de la fibra. Con el fin de disminuir el costo, algunos fabricantes chinos de alpaca reemplazan o mezclan distintos tipos de fibra, lo cual repercute negativamente en la imagen y el precio del producto. Pero el consumidor chino, cada vez más informado y exigente, ahora demanda calidad por precio, y la garantía de diseños originales.
ALPACA EN PASARELA
La alpaca se subió a la pasarela en el 2013 con el lanzamiento del primer desfile de moda en Beijing de la diseñadora Sumy Kujon, organizado por la Embajada del Perú en China y Prom-Perú. Los desfiles –cuatro en total hasta el 2017– pusieron sobre la alfombra roja al Perú, no solo como productor de la fibra sino por la alta calidad de sus confecciones. Además de la diseñadora de origen chino, han desfilado por Beijing las colecciones de Mirva Trujillo (Qaytu), Henry Vela (Velavera) y José Miguel Valdivia (JMV), entre otras marcas peruanas.

El Perú fue ganando terreno en el mercado del norte de China que demanda la fibra por las bajas temperaturas del invierno. La Expo Perú del 2014 consolidó la presencia del país como garantía de calidad. Ese mismo año, la cooperación entre Prom-Perú y el Instituto Tecnológico de Moda de Beijing (BIFT) generó la firma de acuerdos que permitieron la participación de prestigiosos diseñadores chinos en el Perú Moda, y las pasantías para jóvenes diseñadoras peruanas a China como Silvia Paredes y Vania Tafur.

"Fue en este marco en el cual hemos encauzado muchas acciones de cooperación. Ese año, invitamos a World Link como compradora al Perú Moda, en el 2015 participó como expositora en Beijing ante una misión comercial de empresas peruanas, y al año siguiente empezamos a conversar sobre la tienda multimarca en China", explicó Diana Pita, consejera comercial de OCEX Beijing.



Fuente: Elcomercio.pe

Otras Noticias

Prendas de vestir: sector se recuperará y crecerá alrededor de 4 % en el 2018

Diseño de modas, el eslabón perdido que necesita la industria textil para despegar en el Perú

Promperú: Exportaciones de textiles crecen 5.71 % a noviembre 2017 por fibra de alpaca