Ocho claves para el repunte de la industria textil en el Perú


Hace más de 2,000 años los tejidos peruanos ya asombraban al mundo. Por ejemplo, la Cultura Paracas llegó a dominar las técnicas de tejeduría y tintorería produciendo telas cuyos colores perduran hasta ahora. Los tejidos que se fabricaron con fibra de algodón, pelos finos de llama y alpaca, y tintes naturales han resistido el paso del tiempo. Hoy, en pleno Siglo XXI, la industria peruana sigue sorprendiendo con la producción de prendas para los principales diseñadores y prestigiosas cadenas de retail.

Sin embargo, las exportaciones peruanas, que en 2012 alcanzaron los US $2,195 millones incluyendo las exportaciones a Venezuela, cerraron el 2017 con US$1,303 millones.

Al respecto, Leandro Mariátegui, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), explica que los grandes pedidos de marcas low cost, como Old Navy, Gap, Wal-Mart, entre otros, migraron a Centro América y al Oriente. “Pese a ello, gracias a la creatividad y empuje de los empresarios y a los excelentes técnicos e ingenieros peruanos, pudimos reorientar nuestra oferta a productos de mayor valor agregado de moda, o semi moda, para las grandes marcas”, indica.

Asimismo, Mariátegui recuerda que ahora se ofrece valor a los clientes mediante diseño de colecciones, oportunidad de entrega e innovación; no en vano el sector invierte, en promedio, US$300 millones al año.

“El resultado de estas acciones es que, luego de varios años de caída, se registre un crecimiento de 3.4% en 2017; y entre enero y abril de este año, 1.3% revirtiendo la tendencia. Además, el sector tiene 173,000 unidades productivas con un 95% de Pymes, por lo que se considera una industria muy inclusiva que da empleo directo a 463,000 personas, que pagó al fisco en 2017 de S/566 millones en impuestos y representa el 7.4% del PBI Industrial”, sostiene el decano de la UTP.

Las claves para que este sector crezca, de acuerdo a Mariátegui, son la orientación a la creatividad y al valor agregado, la formación de nuevos talentos, aprovechar los TLC, la optimización de procesos y costos, completar la cadena productiva, la motivación a los trabajadores, procurar contar con materia prima a precios competitivos, así como entender las necesidades del cliente y darles un servicio de primera reduciendo tiempo de despacho.

1. Creatividad y valor agregado. El desarrollo textil, comenzando por la mezcla de fibras para fabricar hilos, el diseño textil y el diseño de moda, son diferenciadores.

2. Nuevos talentos. Es importante capacitar al personal a través de estudios técnicos o universitarios, así como entablar convenios con instituciones educativas.

3. Aprovechar los TLC. Orientarse al mercado internacional es la alternativa para evitar competir en el país con productos importados de China e India. Los Tratados de Libre Comercio vigentes facilitan su internacionalización.

4. Optimizar procesos y costos. La ingeniería de procesos, la automatización y la optimización de recursos permiten mejorar eficiencias y reducir costos para ser competitivos.

5. Completar la cadena productiva. La cadena productiva textil inicia con la producción de la fibra y termina con la confección de la prenda. Es una de las pocas cadenas productivas completas en el Perú.

6. Motivar a los trabajadores. Remuneración variable por productividad, capacitación interna y externa, un buen clima organizacional y un ambiente de trabajo seguro tienen incidencia directa en la eficiencia del proceso.

7. Materia prima. Cada vez hay menos hectáreas sembradas de algodón pima y su productividad es decreciente. “Un impulso a la siembra y el ingreso de empresas agrícolas aseguraría el abastecimiento a precios competitivos”.

8. Entender las necesidades. Asistir a ferias, ruedas de negocios y visitas permite conocer mejor a los clientes “Con el sales & operation planning se puede llegar con el producto adecuado en los tiempos adecuados”.



Fuente: Gestion.pe

Otras Noticias

SNI: 40% del valor declarado en hilados y tejidos importados ingresa subvaluado

Ministro Raúl Pérez Reyes anuncia creación de grupo de trabajo para recuperar la competitividad de la Industria Textil

China, Italia y EE.UU. entre principales compradores de productos de alpaca